miércoles, 10 de septiembre de 2014

La PCV sigue luchando por el comercio urbano. Integrador, sostenible y generador de empleo de calidad

Cómo sabéis la Asociación Local de Comerciantes de Paiporta forma parte de la Plataforma Pel Comerç Valencià, una entidad a la que pertenecen más de treinta asociaciones de comercio.
La Plataforma nace con una actitud reivindicativa y con voluntad de que la voz del comercio urbano se escuche donde se toman las decisiones que tanto nos afectan.

Durante el año 2013 tuvieron lugar numerosas reuniones donde se planificaron acciones de protesta ante, por ejemplo, la liberalización de horarios comerciales. Se recogieron firmas en todas las poblaciones y se realizó un "apagón" simbólico para reflejar como serían nuestros pueblos y barrios sin comercios de proximidad.

Se iniciaron acciones para evitar que los Ayuntamientos solicitaran a Conselleria ser declarados ZGAT y en Paiporta se aprobó por unanimidad una moción en defensa del comercio local en la que se aseguraba que la población no solicitaría ser declarada zona ZGAT.

Ha pasado más de un año desde que la nueva ley se implantara y los datos para el comercio urbano no son alentadores, por ello, la Plataforma pel Comerç Valencià se reunió el pasado mes de agosto con D. Máximo Buch - Conseller de Economía, Industria y Comercio- para mostrarle nuestro desacuerdo con la liberalización de horarios, que sólo consigue trasladar la escasa demanda del comercio urbano a las grandes superficies sin crear, como siempre se promete, más puestos de trabajo.

Tras la reunión con el Sr. Buch, la Plataforma tiene en la agenda reunirse con los máximos responsables del resto de fuerzas políticas valencianas.

La liberalización de horarios comerciales y la construcción de nuevos centros comerciales -como Puerto Mediterráneo en Paterna- serán dos de los temas centrales de las reivindicaciones que les trasladaremos.

Desde la Plataforma pel Comerç Valencià defendemos, no solo un modelo de comercio, también un modelo de ciudad: integradora, diversa, llena de actividad comercial y empresarial, donde las personas no tengan que trasladarse 20 km en vehiculo privado a realizar una compra. La ciudad no puede convertirse en un lugar donde dormir quedando vacías durante el día. 

Los mega centros comerciales -como Puerto Mediterráneo- son medioambientalmente insostenibles, son depredadores con el territorio -nuestro territorio-, no generan empleo de calidad (aquel que permite al trabajador/a hacer planes de futuro) destruyen el comercio urbano de su área de influencia y, si las tendencias significan algo, están en vías de extinción -ver la página Centros Comerciales Muertos- Además, ¿qué pasa cuando los inversores descubren cinco años después de abrir que la inversión no es rentable? Cierran y se van a otro lugar, dejando tras de sí un rastro de desolación.
Hemos de defender nuestras empresas, nuestros puestos de trabajo, nuestra calidad de vida ¿ya no es importante la conciliciación de la vida laboral y familiar? y huir de esta liberalización que sólo beneficia a las grandes empresas pero nunca al ciudadano/a de a pie.


No hay comentarios:

Publicar un comentario